Casa de Piedra: La nueva era del vino mexicano


 

 

– Casa de Piedra –

 

Casa de Piedra es una de las vinícolas pioneras en la “nueva era” del vino mexicano.
Hugo D’Acosta es, sin duda, uno de los principales promotores del vino mexicano. Él ha promovido la producción de vino a pequeña escala con el proyecto de la Escuela de Oficios de El Porvenir o mejor conocida como “La Escuelita”, gracias a que varios productores pequeños han empezado a elaborar sus caldos. Además, ha incursionado con inversiones en Aguascalientes y Zacatecas.

 

 


Casa de Piedra debe su nombre a que se levantó piedra por piedra, una vez gestado en la mente de sus protagonistas, Hugo D’Acosta y familia. Y a que nació, en 1997, sobre raíces profundamente familiares.

La superficie de 15 hectáreas está plantada de vides tintas, con edades de 30 años, y de vides blancas, con edades de 12 años. La viscosidad varía desde 2 800 hasta 10 mil plantas por hectárea y un rendimiento de 30 hectolitros por hectárea. La vinícola posee plantadas Chardonnay, Tempranillo y Cabernet

 

 

 

 

Al llegar pasamos por un formidable portón de hierro que da a la carretera principal del valle, en la zona de San Antonio de las Minas. La construcción del lugar es simplemente impresionante; al abrir la puerta las vides son las protagonistas del escenario: 1.7 hectáreas de uva Chardonnay, con una antigüedad de más de 20 años.

El recorrido a pie nos lleva a la bodega esperada: una casa de piedra.
Al final de los viñedos existe una enorme escalera de hierro que conduce hacia la hermosa cava. El recibimiento por parte del personal de Casa de Piedra es cálido, amable y amigable, lo cual te hace sentir que el vino que ahí se elabora, también es parte de ti.

 

 

 

“Desde que iniciamos esta singular aventura, hemos liberado 16 cosechas que tratan de reflejar una sensibilidad enológica supeditada al contexto.

 

Al mantener siempre una escala que nos permita cuidar cada botella y así, imprimirle en lo posible la personalidad del terruño”.

– Casa De Piedra

 

 

Una vez recorrido el terreno, llega el momento de probar sus vinos, donde enológicamente se busca “poner un cerco al instante, evitando cualquier manipulación que distraiga el carácter de la uva que le da su origen”.

La idea de Casa De Piedra siempre ha sido obtener un vino que se caracterice por su origen… y es mediante el paladar como nos convertimos en testigos de esta promesa, sumado a ese aroma único que delata no sólo su origen, sino el corazón con el que está hecho Casa de Piedra.

 

 

 

Vinos de Piedra

 

Vino de Piedra: El vino insignia de Casa de Piedra, mezcla de Tempranillo y Cabernet Sauvignon con 13 meses en barrica de roble francés y americano. En la cosecha del año pasado, se produjo la botella número 500.000 y para el año 2027 se estará produciendo su botella número un millón.

 

Vino de Sol: un vino blanco fresco y expresivo, elaborado 100 % de uva Chardonnay.
El nombre de este vino se tomó en honor al poema del mismo nombre, “Piedra de Sol”, de Octavio Paz, que fue publicado en el año de 1957 y es una obra que consta de 584 versos, en alusión a los días que tarda la conjunción solar de Venus.

 

Espuma de Piedra: Vino rosado con excelente capa de brillo y una burbuja fina y elegante. Presenta aromas a frutos tropicales, con notas florales. En boca es suave y refrescante, con un elegante final amielado y una textura cremosa.

 

No hay texto alternativo automático disponible.

 

Pero sin duda, uno de los vinos que resulta una verdadera revelación para tus sentidos y no puedes perder la oportunidad de probar, es…

 

Contraste: 50 % en el Valle de Guadalupe y el resto en Livermore Valley, California. Es un ensamble con 44 % Cabernet Sauvignon, 16 % Tempranillo y 40 % Merlot, con 14 meses en barricas de roble americanas y francesas, resultando un vino potente, untuoso, excelso.

Hugo D’Acosta, entre muchas otras cosas, es reconocido por experimentar cosas que nadie se ha atrevido a hacer, como es el caso de este vino.

 

 

 

 


 

 

Como puede verse, el valle de Guadalupe es un cofre con mil tesoros, los cuales no se puede dejar de conocer; es el lugar perfecto para vivir la pasión de la vida y maridar los sabores y aromas de los vinos mexicanos desde su lugar de nacimiento. No hay que quedarse sólo con leerlo, hay que vivirlo.

 


 

 

 

 


Like it? Share with your friends!

859
203 shares, 859 points

Comments 0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Casa de Piedra: La nueva era del vino mexicano

log in

Captcha!

reset password

Back to
log in
Choose A Format
Gif
GIF format